miércoles, 27 de febrero de 2013

Atención al hombre siniestro de la esquina


El chiste del título es horriblemente posterior a las viñetas, pero es lo que tiene el caos: mola en su justa medida (y esta es la única acepción de justicia que me veréis usar ;D).

En este capítulo quise probar cosas técnicas del bitstrips, como es el caso de la difuminación. Según tu vista se enfoca en una cosa o en otra, los objetos en el espacio aparecen en tu realidad más o menos "existentes"... y al mismo tiempo hay objetos que llaman a tu atención más que otros (y yo soy experto en llamar la atención gratuitamente). Ahora, a descansar ^^.