sábado, 16 de febrero de 2013

¡Hola!



Decir hola es muy importante (sobre todo en los juegos online, que la gente parece muda y autista que te cagas, pero vamos al asunto). Volvemos con la archifamosa estructura del episodio 1, ensayando aquí las miles de posibilidades que la palabra "hola" presenta (hay muchas más, pero eso ya daría para una temporada en sí misma... y con esto ya he hecho mi parodia filológica del día, así que me siento bien).

Ahora se me plantea otra cosa: ¿y si la gente se dijera "hola" más a menudo? Es decir... ¿qué es lo peor que podría pasar? Igual hay alguien con una halitosis terrible del copón, pero ya... No sé yo, siendo la comunicación tan importante como es (sobre todo en tiempos como los actuales, de crisis, corrupción y ciruelas pasas sin fermentar), decir "hola", una palabra que inicia la comunicación, debería ser un propósito de año nuevo como poco.

Adiós ;D.