martes, 19 de febrero de 2013

¡Y seguimos adelante...!


Lo mejor de estos últimos episodios es que hablan por sí mismos. Alguien decía que yo era el demente más necesitado de un psiquiátrico cuando vio uno de los capítulos anteriores... aquéllos, comparados con éstos, podrían pasar por una tesis de doctorado ;D.

Welcome to my Candyworld, niggers!