jueves, 7 de febrero de 2013

Serpientes y Cobras


Roberta es una excelente actriz a quien respeto con profundidad... tanto es así que he tenido que hacer aparecer a la serpiente una vez más, ahora junto con la Cobra. Es complicado mantener un contacto íntimo con las propias serpiestes y cobras mientras uno tiene que lidiar además con la cuotidianía. ¡Pero me da igual, maldita sea! Cuando entré en contacto con mi serpiente interior, decidí que iba a hacer que me amase... porque yo la quiero con locura (y a mi cobra).

Insisto: técnica de oro. Cuando sea un maestro encantador de culebras, entonces diré: ¡já, te dije que era posible!