domingo, 6 de enero de 2013

Vagabundeando en Año Nuevo


Volvemos con el fondo amarillo, ¡yupiii!
Esta tira (si es que se le puede llamar así... no es muy "estirada" que digamos) se me ocurrió precisamente el día de Fin de Año. Hace tiempo que adquirí la costumbre de llamar a gente amiga después de las campanadas para felicitarles el Año Nuevo y a veces hasta recibía llamadas yo y todo. Este año fue diferente... vencí a los fantasmas de la paladinería y me reencontré a fondo con mi verdadero ser vagabundil. Hice un máster del universo en artes escénicas con un apoteósico final y hasta me fui a Dinamarca, algo que nunca antes se me habría pasado por las mientes hacer.
No necesito más que un muro y un poco de alcohol de quemar.

¡¡Feliz 2013 a todos los que seguís este blog!!