jueves, 17 de enero de 2013

El pirado al otro lado


Es algo curioso que me ocurría... creo que ahora menos, pero es posible que siga ocurriéndome a veces. Y parece que es un suceso aislado en el mar absurdo (como suelen llamarle) de mi imaginario, pero está íntimamente unido al habla normal que estuvimos viendo en anteriores capítulos. Cuando yo hablo o hago cosas, mi impresión de lo que hago es distinta a la que tengo si me veo (en un espejo o grabado con una cámara).
¿Nunca os habéis preguntado quién puñetas es ese pirado que hay al otro lado del espejo?
Quizá, sólo quizá... es posible que el tío del espejo seáis vosotros... y el pirado esté en el lado contrario del que parece estar.

Continuará...