domingo, 24 de marzo de 2013

Los juegos online son como la coca

No es que haya sido cocainómano alguna vez... es más, que yo recuerde nunca he tomado cocaína (sólo coca-cola, pero de eso hace ya mucho y entonces no sabía lo que hacía xD). Pero según lo que he leído sobre los efectos de la cocaína y lo que he jugado a juegos online he llegado a la conclusión de que los juegos online tienen que tener efecto sobre los receptores de la coca.

El de la coca es un cuelgue absolutamente cerebral, según cuenta el afamado drogadicto William Burroughs. Cuando te chutas (chutada llega más rápidamente al cerebro que esnifada, por lo visto), se activan los receptores de la coca y entonces eres un adicto, quieres conseguir más coca como sea. Sin embargo, si no puedes conseguirla, comes, duermes y te olvidas del asunto hasta que algún mal día vuelves a chutarte otro poco de coca. Con los juegos online pasa igual: antes del subidón puedes considerarlos incluso aburridos. Luego, cuando los receptores de la cybercoca se han despertado, necesitas seguir jugando incluso aunque mueras y te cabrees... pero en el momento en que estés en un sitio donde no tengas acceso a tus juegos, comes, duermes y te olvidas del asunto. Igual que con la coca, la de la cyberdroga es una adicción puramente cerebral.